Estornudo fótico: origen genético de estornudar al mirar el sol

estornudo fotico

Comparte este artículo:

¿Qué es el estornudo fótico?

¿Te has fijado alguna vez en si estornudas al salir de un túnel o cuándo pasas de una habitación oscura a una iluminada por el sol? Si es así puede que padezcas lo que se conoce como Reflejo o estornudo fótico.

El estornudo fótico es una reacción involuntaria del organismo que se produce en las personas cuando se exponen a una luz brillante e intensa, como la luz del sol. Se estima que esta condición afecta alrededor de un 35% de la población y que el número de estornudos sucesivos que experimentan las personas en cada episodio suele ser de entre dos o tres aunque, en algunos casos, puede llegar hasta 40.

El estornudo fótico no está relacionado con ninguna alergia estacional o ambiental, como podría ser la alergia al polen, ni tampoco se produce como consecuencia de una gripe o resfriado.

¿Por qué mirar a la luz nos hace estornudar?

En primer lugar, hay que aclarar que si bien la luz brillante puede provocar el estornudo fótico, este no se desencadena por la luz en sí, sino por un cambio en la intensidad de la luz, es decir, se produce cuando se pasa de un sitio relativamente oscuro a otro muy iluminado de manera repentina. Por esa razón, si eres de las personas que poseen este reflejo, es muy probable que estornudes al salir por la puerta de tu edificio en un día soleado, o al salir de un túnel. 

Se desconoce por qué los humanos han desarrollado este reflejo y si tiene alguna relevancia fisiológica. La hipótesis principal sugiere que es un proceso eléctrico en el que la luz estimula el nervio óptico provocando ese pequeño cosquilleo que te hace estornudar. Lo que sí se sabe es que el estornudo fótico es una condición heredable, con una genética autosómica dominante, lo que significa que para tenerla solo necesitas heredar el gen responsable de uno de tus padres.

¿Qué tipo de reflejo es estornudar?

El reflejo del estornudo fótico no suele ser un inconveniente muy grande para las personas que lo padecen y, en sí, no conlleva ningún peligro para la salud ni requiere de ningún tratamiento. Sin embargo,  el reflejo del estornudo fótico podría llegar a ser algo peligroso en algunas situaciones específicas, como por ejemplo cuando estamos conduciendo un coche. Estornudar causa que cerremos los ojos de forma involuntaria, pudiendo afectar a la habilidad para mantener el control de un vehículo. En particular, el estornudo fótico puede representar un riesgo considerable para los pilotos de avión. Para estos profesionales, aprender a identificar las situaciones que lo provocan y cómo anticiparse a ellas es de especial importancia  para controlar con éxito la aeronave. 

Si eres de las personas que padecen el estornudo fótico, a continuación te dejamos algunos sencillos tips que pueden serte de utilidad para tratar de evitar estornudar:

  • Usa gafas de sol preferiblemente polarizadas.
  • Utiliza sombreros o gorras para evitar que la luz del sol te dé en los ojos de forma brusca.
  • Prueba a pellizcar la nariz. En ocasiones este método es útil para parar el estornudo antes de que suceda. Cuando sientas que el estornudo va a llegar intenta presionar la parte superior de la nariz  con los dedos, justo a la altura de los ojos.
  • Usa tu lengua. Algunas personas son capaces de detener un estornudo presionando la lengua con fuerza contra los dientes frontales, hasta que se pasen las ganas de estornudar.

Gen del estornudo fótico

La investigación sobre el reflejo fótico ha descubierto que una simple variación genética podría ser la responsable de determinar si una persona desarrollará esta peculiar característica o no. Una variación genética, también llamada polimorfismo de un solo nucleótido (o SNP), implica la existencia de una mutación en nuestro ADN, la cual produce que aparezca una letra diferente a la esperada en un lugar concreto de nuestro código genético. En relación al estornudo fótico, los estudios han mostrado que tener una C en lugar de una T en el marcador genético rs10427522 aumenta la predisposición a este tipo de reflejo. Los expertos sugieren que conocer más acerca de las razones y los mecanismos biológicos involucrados en el estornudo fótico, puede ayudarnos a tener un mejor entendimiento de la genética humana y de trastornos como la epilepsia fotosensible.

Recuerda que puedes averiguar tu tendencia para padecer el estornudo fótico a través de un análisis genético, como los de Mendel Brain. Además, adquiriendo el Test ADN Psicogenómico podrás conocer más de 54 rasgos de tu psicología, a través de un informe personalizado que analizará tu disposición genética. Y si ya sabes que tienes la condición del reflejo del estornudo fótico y te preocupan los riesgos, puedes hablar con tu médico para que te dé consejos sobre técnicas para anticipar los cambios de luz y minimizar el impacto.

Consigue el único test genético directo al consumidor certificado por la AEMPS.